3 indicadores para entender el mercado inmobiliario

3 indicadores para entender el mercado inmobiliario

Usa estos indicadores para analizar y comparar el parqué inmobiliario de diferentes zonas.

 

Indicador precios-ingresos (price to income ratio)

El ratio precio-ingresos (PIR) es una métrica financiera que compara el precio medio de una vivienda con la mediana de los ingresos familiares. Se trata básicamente de un cálculo del número de años de ingresos medios necesarios para adquirir una vivienda de precio medio. La fórmula para calcular la relación precio-ingresos es la siguiente

Relación precio-ingresos = Precio medio de la vivienda/Renta familiar media

indicador inmobiliario ratio price income

Este ratio proporciona información sobre la asequibilidad de la vivienda en un mercado concreto.

  • Un ratio más alto indica que las viviendas son menos asequibles, ya que se necesita una porción mayor de la renta media para comprar una casa.
  • Un ratio más bajo sugiere una mayor asequibilidad.

Este indicador es similar al concepto de la relación precio-beneficio (PER) en finanzas, donde se calcula la relación entre el precio de las acciones de una empresa y sus beneficios por acción. Del mismo modo, el ratio precio-ingresos da una idea de lo cara que es la vivienda en relación con los ingresos y puede ser un indicador de posibles correcciones en los precios de la vivienda si el ratio es muy alto.

Una relación precio-ingresos elevada puede indicar que el mercado de la vivienda está sobrevalorado, y podría haber una mayor probabilidad de que se produjera una corrección de los precios. Sin embargo, es importante tener en cuenta otros factores como los tipos de interés, las condiciones económicas y la dinámica del mercado local a la hora de interpretar este ratio.

Ratio precios-alquiler (price to rent ratio)

Exactamente, el ratio precio-alquiler es otra métrica importante utilizada en el sector inmobiliario para evaluar el atractivo relativo de comprar frente a alquilar una vivienda. Este ratio se calcula dividiendo el precio medio de la vivienda por la tasa anual de alquiler. La fórmula es la siguiente:

Relación precio/alquiler = Precio medio de la vivienda / Tasa anual de alquiler

ratio price to rent indicador

El ratio resultante proporciona una indicación de si es más ventajoso económicamente comprar o alquilar en un mercado inmobiliario concreto.

  • Un ratio más bajo sugiere que comprar es relativamente más atractivo que alquilar, mientras que
  • Un ratio más alto puede indicar que alquilar es una opción más económica.

A partir de una relación precio/alquiler superior a 25 puede sugerir que es más favorable alquilar que comprar, y esto podría provocar una posible corrección de los precios de la vivienda y un aumento de las rentas de alquiler.

Cuando el ratio es alto, puede indicar que los precios de la vivienda están sobrevalorados en comparación con el coste del alquiler, lo que podría incitar a los particulares a retrasar la compra de una vivienda y optar por el alquiler en su lugar.

Los inversores y compradores de vivienda suelen utilizar este ratio como parte de su proceso de toma de decisiones, teniendo en cuenta las implicaciones a corto y largo plazo de la dinámica del mercado inmobiliario. Al igual que otras métricas, el ratio precio-alquiler no es un indicador independiente, sino que resulta valioso cuando se analiza junto con otros factores que influyen en el mercado inmobiliario.

 

Ratio de Endeudamiento

El Ratio de Endeudamiento es una medida importante en el ámbito financiero y se utiliza para evaluar la carga financiera de las hipotecas en relación con los ingresos de los prestatarios. La fórmula para calcular este ratio es la siguiente:

Ratio de Endeudamiento = Media de la Cuota Mensual de Hipoteca / Salario Mensual Medio

Este ratio indica la proporción de los ingresos mensuales que se destinan al pago de la hipoteca.

  • Un ratio bajo sugiere que la carga financiera de los prestatarios es menor en relación con sus ingresos, lo que generalmente se considera positivo.
  • Por otro lado, un ratio más alto indica una mayor proporción de ingresos dedicada al pago de la hipoteca, lo que puede ser una señal de mayor estrés financiero para los prestatarios.

Cuando el ratio de endeudamiento es bajo, las personas tienen más capacidad de endeudamiento y, por lo tanto, más facilidad para acceder al mercado hipotecario. Esto puede estimular la demanda de viviendas y contribuir a un mercado inmobiliario más activo.

Es importante destacar que, aunque un bajo ratio de endeudamiento puede indicar una mayor capacidad de compra, otros factores como las tasas de interés, la estabilidad económica y las condiciones del mercado inmobiliario también influyen en la decisión de compra de viviendas.

 

Continúa aprendiendo más sobre inversión inmobiliaria: