Cómo funcionan las subastas de la Seguridad Social

Cómo funcionan las subastas de la Seguridad Social

Las subastas de la Seguridad Social se refieren a la venta de bienes muebles o inmuebles embargados como resultado de deudas impagas a la Seguridad Social. Estos bienes pueden incluir propiedades, vehículos, maquinaria, embarcaciones, mobiliario de oficina y material ofimático entre otros.

Estas subastas son la última fase del procedimiento administrativo de apremio y, mediante las mismas, los órganos de recaudación de la Tesorería General de la Seguridad Social ponen en el mercado los bienes previamente embargados a los deudores de la Seguridad Social.

Cómo funcionan las subastas de la Seguridad Social

El proceso de subasta de la Seguridad Social sigue un procedimiento legal específico que incluye los siguientes pasos:

  1. Embargo: Cuando una persona o empresa no paga sus obligaciones con la Seguridad Social, esta entidad puede iniciar un proceso de embargo de sus bienes para recuperar las deudas pendientes.
  2. Valoración de los bienes: Una vez embargados, los bienes son valorados por peritos para determinar su precio de salida en la subasta. Esta valoración suele basarse en el valor de mercado actual de los bienes.
  3. Publicación de la subasta: La Seguridad Social está obligada a anunciar las subastas que celebre. Por ello, siempre se publica un anuncio de la subasta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y otros medios de comunicación relevantes, como su propio tablón de anuncios. En este anuncio se detallan los bienes a subastar, sus características y el lugar, fecha y hora de la subasta.
    Lee el siguiente artículo para entender cómo buscar subastas en el portal del BOE.
  4. Subasta pública: La subasta se lleva a cabo en el lugar y fecha especificados en el anuncio. Los interesados pueden presentarse y realizar ofertas por los bienes embargados. Los licitadores podrán presentar ofertas en sobre cerrado desde la convocatoria hasta el día hábil inmediatamente anterior a la celebración de la subasta , formalizándose ante la Dirección Provincial donde se celebre la subasta. Para ello es necesario presentar un depósito del 25% de su valor, indicando en el mismo el bien o, en su caso, el lote o lotes a que esté referido. Lee más sobre cómo funcionan las subastas del BOE.

Adjudicación de la subasta de la Seguridad Social:

Una vez finalizada la subasta, los bienes son adjudicados al postor que haya realizado la oferta más alta. En caso de empate, ganará la primera en haber sido registrada, siempre que el precio cubra más del 60% del valor de la subasta. Este postor deberá abonar el precio de adjudicación en un plazo determinado. Veamos esto con más detalle:

Durante el proceso, en primer lugar los licitadores formulan de viva voz las posturas superiores al 75% del tipo de tasación.

Si no se realizan posturas verbales, el Secretario de la Mesa, expondrá en voz alta las posturas realizadas por escrito, y en el proceso de adjudicación se seguirán estas reglas:

    1. Se aprobará el remate a favor de la mejor postura, si supera el 60% del tipo de subasta o siendo inferior si cubre al menos el importe de la deuda.
    2. También se aprobarán aunque sea inferior al 60% y no cubra la deuda siempre que supere al menos el 25 por ciento del tipo de subasta.
    3. En caso de coincidir varias ofertas como mejor postura, se dará preferencia en la adjudicación a la registrada en primer lugar.
    4. Si la mejor postura fuera inferior al 75% del tipo de subasta y no cubriese la deuda, el deudor podrá presentar a un tercero que la mejore al menos hasta dicho límite y que acredite el ingreso del importe ofrecido en el plazo de 3 días hábiles, en cuyo caso se aprobará el remate a favor de tercero.
  • De no haber adjudicación o si no se hubiera completado el precio de remate, los bienes podrán ser tener una segunda subasta bajo las mismas condiciones de la primera.
  • Tras finalizar la subasta, se devuelven los depósitos presentados, conservando los de los adjudicatarios.
  • Los propios adjudicatarios tendrán un plazo de 5 días hábiles para ingresar la diferencia hasta el precio de adjudicación.
  • Si no completase el pago en dicho plazo, perderá el importe del depósito y quedará obligado a resarcir a la Tesorería General de la Seguridad Social de los mayores perjuicios que del incumplimiento se deriven.

como funcionan las subastas de la seguridad social embargos

Requisitos para pujar en una subasta de la Seguridad Social

Para poder participar en las subastas es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  1. Identificarse debidamente, bastando la simple exhibición en el acto público o incluyendo en el sobre cerrado copia del Documento Nacional de Identidad o, tratándose de extranjeros, del pasaporte, del título de viaje o de otro documento que acredite su identidad . Asimismo, acreditación de la representación con que, en su caso, se actúe.
  2. Consignar el 25% del precio de salida del bien por el que se va a pujar, mediante cheque certificado, visado o conformado por el librado y a nombre de la Tesorería General de la Seguridad Social, que se acompañará a la postura que se realice en sobre cerrado, o del 30% del precio si es postura verbal en el acto público de la celebración de la subasta.
  3. En el resguardo justificativo de la consignación o del depósito es necesario que conste, a efectos de posibles adjudicaciones, la hora y el minuto en que se haya realizado dicha entrega así como el número de orden que le haya correspondido.

Puedes consultar más detalles e información sobre cómo funcionan las subastas de la Seguridad Social en su web.