Qué son los REITs, cómo funcionan y cómo invertir en ellos

Qué son los REITs, cómo funcionan y cómo invertir en ellos

Los REITs, o Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Real Estate Investment Trusts en inglés), son una popular forma de inversión en el sector inmobiliario que permite a los inversores participar en el mercado de bienes inmuebles sin tener que comprar propiedades físicas. Aquí te explicamos cómo funcionan:

Qué son los REITS y funcionamiento

Estructura de los REITs

Los REITs son compañías que poseen, operan o financian bienes raíces que generan ingresos. Estas propiedades pueden incluir edificios de oficinas, centros comerciales, apartamentos, hoteles, almacenes industriales, entre otros. Los REITs pueden especializarse en un tipo particular de propiedad o diversificar su cartera.

Requisitos de los REITs

Para calificar como un REIT según las leyes fiscales, la mayoría de los ingresos de la empresa deben provenir de alquileres de inmuebles y deben distribuir al menos el 90% de sus ingresos imponibles a los accionistas en forma de dividendos.

Esto hace que los REITs sean atractivos para los inversores en busca de ingresos regulares.

Acceso a inversiones inmobiliarias

Los REITs ofrecen a los inversores la oportunidad de diversificar su cartera con una exposición al mercado inmobiliario sin necesidad de comprar propiedades físicas. Esto es particularmente útil para aquellos que pueden no tener el capital suficiente para invertir directamente en bienes raíces.

Liquidez

A diferencia de poseer propiedades físicas, que pueden ser difíciles de vender rápidamente, las acciones de los REITs se negocian en bolsa, lo que proporciona una mayor liquidez a los inversores. Esto significa que puedes comprar y vender acciones de REITs con relativa facilidad en el mercado secundario.

Diversificación

Los REITs suelen poseer una cartera diversificada de propiedades, lo que ayuda a mitigar el riesgo asociado con la inversión en bienes raíces. En lugar de depender de un solo edificio o proyecto, los inversores obtienen exposición a una variedad de propiedades y ubicaciones geográficas.

Rendimientos competitivos:

Los REITs a menudo ofrecen rendimientos atractivos en forma de dividendos, ya que están obligados a distribuir la mayor parte de sus ingresos a los accionistas. Esto puede ser atractivo para los inversores que buscan ingresos regulares en sus carteras.

que son los reits como invertir

¿Cómo invertir en REITS?

Abrir una cuenta de inversión

Para invertir en REITs se necesita una cuenta de corretaje para comprar acciones de REITs. Puedes abrir una cuenta en una institución financiera en línea o en un banco que ofrezca servicios de corretaje. Algunos ejemplos de instituciones que permiten operar estos instrumentos son DEGIRO, Bankinter y BBVA Trader. Es importante comparar las comisiones, tarifas y opciones de inversión disponibles antes de abrir una cuenta.

Seleccionar REITs para invertir

Tipos de REITS

Existen varios tipos de REITs, clasificados según la forma en que los inversores pueden acceder a ellos y según el tipo de propiedades en las que invierten. Aquí tienes una descripción de algunos de los tipos de REITs:

  1. REITs cotizados en bolsa: Estos REITs están listados en grandes mercados bursátiles como la Bolsa de Nueva York o la Bolsa de Londres. Son fácilmente accesibles para los inversores y ofrecen alta liquidez ya que las acciones se pueden comprar y vender en el mercado secundario con facilidad.
  2. REITs no cotizados en bolsa: Estos REITs no están listados en mercados bursátiles importantes, pero aún están disponibles para inversores interesados. Las transacciones con estos REITs pueden ser menos frecuentes y su liquidez puede ser más limitada que la de los REITs cotizados en bolsa.
  3. REITs privados: Estos REITs no están listados en bolsa y generalmente están disponibles solo para inversionistas específicos designados por el consejo de administración del REIT. El acceso a estos REITs privados suele estar restringido a inversores institucionales o acreditados.

En cuanto al tipo de propiedades en las que invierten, aquí hay algunos ejemplos de REITs especializados:

  • REITs hipotecarios: Invierten en hipotecas o en valores respaldados por hipotecas (MBS), proporcionando ingresos a través de los pagos de intereses y principal de los prestatarios.
  • REITs residenciales: Se centran en propiedades residenciales como complejos de apartamentos, viviendas unifamiliares de alquiler o alojamientos estudiantiles.
  • REITs comerciales: Especializados en propiedades comerciales minoristas como centros comerciales, grandes almacenes y tiendas individuales.
  • REITs sanitarios: Se enfocan en instalaciones de atención médica como hospitales, residencias geriátricas, consultorios médicos y centros de bienestar.
  • REITs diversificados: Poseen una combinación de diferentes tipos de propiedades, como establecimientos minoristas, edificios de oficinas, propiedades residenciales, etc.

 

En resumen, los REITs son una forma conveniente y accesible para que los inversores participen en el mercado inmobiliario sin necesidad de comprar propiedades físicas. Ofrecen liquidez, diversificación y rendimientos atractivos en forma de dividendos, lo que los convierte en una opción atractiva para aquellos que buscan invertir en bienes raíces con un capital limitado. Sin embargo, como con cualquier inversión, es importante investigar y comprender los riesgos asociados antes de invertir en REITs.