Cómo funcionan las subastas judiciales

Cómo funcionan las subastas judiciales

Las subastas judiciales en España son procedimientos mediante los cuales se lleva a cabo la venta pública de bienes embargados por órdenes judiciales. Estas subastas son organizadas por los juzgados y tribunales con el fin de satisfacer deudas u obligaciones pendientes de pago.

Los bienes que se subastan pueden ser inmuebles (como casas, terrenos o locales comerciales) o muebles (como vehículos, maquinaria o mobiliario).

Las subastas judiciales suelen llevarse a cabo en casos de ejecuciones hipotecarias, embargo de bienes por deudas impagas, liquidación de empresas en quiebra, entre otros.

La finalidad de estas subastas es obtener el mayor valor posible por los bienes embargados para cubrir la deuda pendiente, por lo que se realizan de manera pública y transparente para permitir la participación de cualquier interesado.

como funcionan las subastas judiciales

Donde ver las subastas judiciales

Los interesados en participar en una subasta judicial deben cumplir con ciertos requisitos y procedimientos establecidos por la ley y el tribunal correspondiente. Estas subastas suelen ser anunciadas públicamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) o en los tablones de anuncios de los juzgados, y se llevan a cabo bajo la supervisión de un funcionario judicial o un notario para garantizar su legalidad y transparencia.

El artículo 645.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, después de la modificación introducida por la Ley 19/2015, de 13 de julio, de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil, establece que la convocatoria de la subasta se anunciará en el “Boletín Oficial del Estado”, sirviendo el anuncio de notificación al ejecutado no personado. El Letrado de la Administración de Justicia ante el que se siga el procedimiento de ejecución ordenará la publicación del anuncio de la convocatoria de la subasta remitiéndose el mismo al “Boletín Oficial del Estado”. Igualmente, y solo a efectos informativos, se publicará también en el Portal de la Administración de Justicia.

Cómo participar en las subastas judiciales

En el caso de las subastas judiciales, para poder participar se requiere un depósito del 5% del valor de subasta. La persona que gana el remate final de la subasta recibirá una reclamación para abonar la diferencia restante (puja – depósito) que tiene un plazo de 40 días hábiles en teoría. Recalcamos ‘en teoría’ porque cada caso depende del juzgado responsable y puede variar.

Por otro lado, la adjudicación directa en viviendas está fijada en el 70% del valor de subasta, mientras que en locales, garajes y bienes muebles suele bajar al 50%.

Lee más sobre cómo funcionan las subastas del BOE en este artículo.

En Inmosubastas, llevamos muchos años gestionando integralmente las pujas de nuestros clientes, elaborando un informe detallado previo a la subasta para ofrecer inversiones seguras y con el claro objetivo de buscar beneficios para el cliente, con el fin de evitar «malas sorpresas» por desconocimiento de obligaciones legales, valoraciones de mercado mal ajustadas, puja excesiva, etc. Si estás interesado en participar en una subasta, ponte en contacto con nosotros.

Sigue aprendiendo sobre inversiones inmobiliarias: